Wednesday, March 30, 2016

Hard Rock Cafe Seoul

¿Quién no ha oído hablar de la emblemática cadena de restaurantes temáticos Hard Rock Cafe? Muchos hemos visto algunos de sus establecimientos en ciudades alrededor del mundo luciendo memorabilia de las más grandes estrellas de la música rock internacional. Fundada en Londres en 1971 y posteriormente basada en Orlando, Florida desde 2007 (y qué interesante historia y trayectoria!), la cadena cuenta con casi 200 establecimientos en más de 50 países divididos entre cafés, hoteles, casinos y locales de música en vivo. Seúl ya había tenido su Hard Rock Cafe desde mediados de los 90 hasta finales de los 00.

En 2014 Hard Rock Cafe Seoul reabrió sus puertas en su nueva localización: El Lotte World Mall en Jamsil. Es algo poco habitual ver un Hard Rock Cafe en un centro comercial, aunque rodeado de cines y todo tipo de tiendas de cadenas de marcas internacionales, parece un buen lugar para añadir ese toque de internacionalidad y ventana al mundo de la buena música.

El establecimiento en Seúl está situado en la 5a planta del Lotte World Mall. Los grandes ventanales nos ofrecen vistas geniales del lago Seokcho, una bonita skyline de la parte sur de Seúl e incluso el parque de atracciones Lotte World.
La entrada al Hard Rock Cafe Seoul se impone con sus coloridos led's y su emblemática gigante guitarra. En la puerta ya nos reciben con una sonrisa representativa de su impecable servicio y nos acompañan a la mesa. No sin antes poder echar un vistazo a la tienda con merchandising y las primeras piezas de memorabilia (empezamos con atuendos de giras Gwen Stefani de No Doubt, y Shakira!). Obviamente, entre los productos en la tienda encontramos artículos exclusivos de HRC Seoul. Una vez pasada la tienda nos encontramos con un amplio espacio para mesas, la barrar del bar y mesas altas con taburetes, y el escenario para la música en vivo. Desde ese momento ya nos invade la experiencia Hard Rock Cafe: música rock y pop internacional en los altavoces y sus correspondientes videoclips en la multitud de pantallas (qué bien poder escapar del K-Pop machacón de todas partes a todas horas!), agradables camareros y atento personal de todas partes del mundo (el idioma no va a ser una barrera), luces y escenario preparado para actuaciones en vivo, fotos de grandes estrellas del rock y, cómo no, una amplia colección de artículos de memorabilia que deleitarán a los amantes de la buena música.
El local dispone de dos pisos. El piso de abajo es el principal, con el escenario y las mesas principales con una capacidad para unas 200 personas, y unas 100 más en la barra y mesas altas con taburetes y la cocina. En el piso de arriba encontramos más mesas con capacidad para 100 personas más, una sala de karaoke con espectacular sonido, y los baños.


Una vez en la mesa, todavía admirando la memorabilia que nos rodea como el set de la batería de Chad Smith de los Red Hot Chilli Peppers (pronto en Corea tocando en el Jisan Valley Rock Festival), podemos empezar a mirar la carta. Y digo empezar porque no es algo que se termine rápido. La oferta es grande y variada.
Si nos dejamos llevar por las recomendaciones del personal, un Jumbo Combo es una interesante opción para empezar. Sus cinco diferentes salsas ya son un buen motivo para entrar en materia. Hay que decir que todo lo que se sirve (sin excepción) está preparado y cocinado en el mismo restaurante, no compran nada hecho. Ingredientes frescos que de buena mañana ya empiezan a prepararse para los turnos de comida. Eso justifica el precio. Algunos dirán que veinte mil wones por una hamburguesa es demasiado. Una vez vean el plato, su acompañamiento, el tamaño y peso de la carne y los demás ingredientes, y den el primer bocado rodeados de Hard Rock, entenderán a lo que me refiero. Hard Rock Cafe no sólo sirve comida. Ofrece una experiencia única, y no sólo está trabajando con nuestro paladar y olfato, sino que también nos deleita con la vista y por supuesto el oído.
Volviendo a las recomendaciones, no podemos dejar de probar la Original Legendary Burger, la clásica de los Hard Rock Cafe. Tampoco puedo dejar de mencionar la espectacular Fiesta Burger con guacamole. Si nos va algo más mexicano, las fajitas, que llegan todavía humeando a la mesa son una bocado de lo más placentero. Si vamos a lo duro, pasamos a las carnes, los filetes de ternera son porciones muy generosas con buen acompañamiento, pero en tema carnes tengo que recomendar las costillas de cerdo (con carne de cerdo española) y su espectacular salsa Hickory. Personalmente pasaría de las ensaladas ya que me parece mucho más interesante el resto del menú. Si queremos algo más ligero, hay una buena variedad de sandwiches, también con un generoso acompañamiento. Mención especial para la hora del almuerzo donde encontramos unos Lunch Set muy apetecibles.
Para acompañar normalmente prefiero cerveza, pero la oferta de cervezas no tiene nada que ver con los espectaculares cócteles de todo tipo que nos encontramos en el menú. Hay para todos los gustos, yo me dejo guiar por la recomendación y apuesto por un Hurricane. Aunque sospecho que cualquier otra elección también me satisfaría.
Si después de todo esto todavía nos queda espacio en el estómago para llenar, o de hecho, aunque no nos quede espacio, los postres son algo espectacular que no podemos dejar escapar. Soy difícil de satisfacer en cuanto a tartas y postres en general. Así que doy oportunidad a los que me parecen más interesantes: el Hot Fudge Brownie, el Cobbler de Manzana, y la Tarta de Queso de Oreo. Los tres son sensacionales, y me costaría mucho decidirme por solo, así que dejo a los lectores el placer (y la presión) de escoger. Escuché que en otros Hard Rock Cafe la gente va a tomar un postre y alguna bebidas, no dudo que esta costumbre tarde o temprano cuaje entre el público coreano.




Como buen Hard Rock Cafe, no puede faltar música en vivo. Cada día a las 9 de la noche hay una banda tocando versiones de clásicos del rock y pop internacional. El establecimiento de Seúl cuenta con su propia banda formada por músicos de diferentes nacionalidades. Dependiendo del día de la semana también podemos encontrar una banda con músicos locales que combinan versiones de hits internacionales con clásicos de rock coreano que el público local y personal disfruta de lo lindo.
En definitiva, Hard Rock Cafe Seoul es una experiencia muy especial que todo amante de la música rock y de la buena comida americana no debería dejar escapar.



Hard Rock Seoul: 5F, Lotte World Mall, 300, Olympic-ro, Songpa-gu, Seoul, 05551, Korea
Tel. +82-2-418-7625
e-mail: Info@HardRockKorea.co.kr

Y esto no es todo! La ciudad de la costa del sur de Corea ya cuenta con su Hard Rock Cafe Busan en la zona de Haeundae,  y dispone de terraza para esas buenas noches de verano cerca de la playa!


































































Featured Post

Monet's Exhibition

Differentiated from the normal one., this time we going to see the masterpieces on the screen, not in the frame. Arnd 400 works...

adsense